miércoles, 1 de mayo de 2013

Citas textuales cortas: cómo escribirlas

Las citas textuales cortas se escriben siempre en letra redonda, entre comillas y con la misma fuente (tipo de letra) y cuerpo (tamaño) que el resto del texto. Es un error usar la cursiva y las comillas en la cita. Las comillas ya funcionan como diacrítico, esto es, como diferenciador que destaca una palabra o grupo de palabras. Si la cita no está en castellano, también debe escribirse en letra redonda. Solo debe usarse la cursiva si en la frase hay alguna palabra que deba constar así. 
Se considera que una cita es corta cuando está entre tres y seis líneas, aproximadamente.

                           Letra redonda                    Letra cursiva

José Martínez de Sousa, de quien ya he hablado aquí en otras ocasiones, una de las máximas autoridades en tipografía, ortotipografía y bibliología, nos indica en su Ortografía y ortotipografía del español actual (Ediciones Trea) que «las citas en español no se componen de cursiva, sino de redondo y entre comillas, salvo cuando son extensas y se disponen en párrafo aparte, caso en el cual se componen de cuerpo menor que el del texto general, sangradas o no, y sin comillas (puesto que el texto menor tamaño es ya un diacrítico)».

Diario de Valladolid (El Mundo), 28 de abril de 2013

 



Tipos de comillas
Latinas o españolas: «  »
Inglesas: “  ”
Simples: ‘  ’

 




A estos tres tipos de comillas les corresponden unas funciones de las que ya hablaremos más adelante.
En España, las que deben emplearse con preferencia son las españolas, pero en Latinoamérica y otros países lo normal es usar las inglesas. ¿Por qué en España se utilizan en primer lugar las comillas latinas? Para, si es necesario, poder usar las inglesas y las simples dentro de un texto ya entrecomillado. La Ortografía de 2010 nos ofrece este ejemplo: 
«Antonio me dijo: “Vaya ‘cacharro’ que se ha comprado Julián”».

Si en la cita se intercala un comentario del transcriptor, este se enmarca entre rayas: «Hay que prevenir —dijo el médico— antes que curar».
Las comillas españolas no están en el teclado de nuestro ordenador. Lo digo porque muchos me preguntan dónde se encuentran. Para emplearlas, debemos acudir a los símbolos del programa Word o a otros procedimientos que no reproduzco aquí porque no a todo el mundo le funcionan. De ahí que, por comodidad, casi siempre se eche mano de las inglesas. Pero recordad que en España lo correcto es emplear las latinas.

14 comentarios:

  1. En lo referente al asunto de su post, sepa usted que LO HAGO TODO MAL. Pero es que eso de irme al Word para tirar de españolas (comillas) se me antoja pelín engorroso, no es por nada. Y sobre lo otro, corrijo el tiro.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caballero Valaf:

      Es verdad que muchas veces resulta engorroso incluir las comillas españolas, así que lo vamos a dejar en un pecado menor y puede usted funcionar con las inglesas. Otra cosa será cuando publique un libro, por ejemplo. Lo importante es que componga las citas en letra redonda, aunque luego use las comillas inglesas.

      Suya

      Eliminar
  2. Para no tener que recurrir al engorro de los símbolos se pueden usar programas como Autokey (Linux), AutoHotKey (Windows) o Automator (Macintosh) para sustituir alguna clave, por ejemplo :<<:, por el carácter que queramos, «

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gerardo, bienvenido a este espacio y muchas gracias por tu comentario.
      Muy interesante esto que apuntas. Tomo nota, pues.

      Saludos desde el campo.

      Eliminar
  3. Manuela, no tenía ni idea de este asunto. Siempre pensé que no estaba regulado, ni siquiera sabía que las comillas que utilizamos de forma habitual eran inglesas.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, las funciones de las comillas están en la Ortografía de la lengua española de 2010 (Espasa). Esto no quiere decir que debamos seguir lo que dice cueste lo que cueste, pero sí hay que respetar un orden para que lo escrito sea coherente y, por tanto, fácil de leer.

      Las inglesas son las preferidas porque, como digo, están en el teclado y podemos incluirlas fácilmente.

      Más abrazos.

      Eliminar
  4. Pues tampoco estaba yo empapado de esto de las comillas españolas e inglesas, así que ya sabemos una cosa más. Yo las suelo utilizar mucho no sé si bien o mal, pero vamos las uso. Y resulta que las que utilizo son las inglesas.

    Gracias Manuela y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya hablaré de los usos de las comillas, Rafa. No me gusta alargar demasiado las entradas; así me aseguro de que leéis todo el texto.

      Gracias por la visita, como siempre.

      Besos.

      Eliminar
  5. Hace poco le comentaba yo a una amiga lo de las comillas inglesas y las latinas, y le sorprendió mucho, nunca había reparado en ello. Pero parece, según veo en los comentarios de tus lectores, que mi amiga no es la única.
    Por cierto, cuando escribimos a mano también usamos las inglesas, supongo que será también porque son más fáciles de "dibujar".

    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es verdad, Ángeles, que las inglesas también son las favoritas al escribir a mano. Sí, se dibujan en un pispás.
      Esta moda de usar siempre las comillas inglesas es un «anglicismo ortográfico» para el maestro José Martínez de Sousa. Así lo dice en su Ortografía y ortotipografía del español actual.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Menudo lío... y para mí aún más jaja: las comillas "españolas" se llaman en mi tierra... "francesas" por supuesto y además la palabra insertada entre ellas va precedida y seguida de un espacio que en castellano no existe... y si a esto añadimos la ausencia de ellas en el teclado pues todos a pecar de "anglicismo ortográfico"... Insisto: un lío si se quiere hacer según las normas.
    Pecado venial entonces por lo que le comentas a Valaf: no iremos al infierno. :)
    Muy interesante, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Entre unas cosas y otras, no me extraña que te líes un poco, Framboise, no es para menos. Pero ya veo que sabes colocar las comillas correctamente en español.

    Gracias por venir.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Nunca hubiese imaginado tal complejidad con el uso de las comillas; el ejemplo de uso de las tres a la vez es enormemente ilustrativo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Jordi:

      Bienvenido al blog y gracias por tu comentario.

      Sí, cada tipo de comillas tiene una función, y en el ejemplo que os muestro se ve con claridad. Me alegro de que te sirva.

      Saludos desde el campo.

      Eliminar

Por favor, dímelo. Cuida tu lenguaje, lo dice todo de ti. Evita hacer propaganda de tu blog. Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada. Gracias.
Este blog ya no publica comentarios anónimos.