miércoles, 14 de marzo de 2018

El prefijo ‘super-’ y la palabra ‘súper’ (actualización)

Con mucha frecuencia veo mal escrito el prefijo super-, así que vamos a ver cómo podemos distinguirlo de la palabra súper. El guion pospuesto a los prefijos, en este caso a super-, se usa en el ámbito de la lingüística para indicar que no es una palabra, sino un elemento sin autonomía que debe unirse (por delante) a un término o a una raíz para formar una nueva palabra.

Super- es un prefijo que se escribe unido al término al que acompaña y sin tilde (los prefijos nunca llevan tilde). Según el Diccionario de la lengua española (DLE), significa ‘encima de’, ‘preeminencia’ o ‘excelencia’, ‘en grado sumo’ o ‘exceso’.

Este prefijo tan majo no entiende por qué lo maltratan quienes lo escriben separado de la palabra a la que antecede, o le colocan una tilde o un guion, pues él se porta bien y sigue las mismas normas que otros prefijos:

1. Se escribe unido a la palabra a la que acompaña si la base es univerbal, es decir, si está formada por una palabra: superfemenino, superavanzado, supermujer, superordenador, superrápido, superbién, superlisto, superinteresante.

2. Se escribe separado del término al que afecta si la base es pluriverbal, esto es, si está constituida por varias palabras con un significado unitario: super a gusto, super en forma, super de moda, super primera dama.

3. Solo se escribe con guion cuando aparece junto a una palabra que empieza con mayúscula o si antecede a una sigla o a una cifra; por ejemplo: super-Lobezno, super-FBI, super-8. Recordad que, en general, nuestro sistema ortográfico tiende a rechazar las letras mayúsculas dentro de una palabra; por eso usamos el guion.

4. Si agregamos el prefijo super- a un nombre propio para formar un nuevo nombre, debemos escribirlo unido y con mayúscula inicial: Superlópez, ya que la mayúscula del nombre pasa al prefijo.

5. Cuando en una palabra se repite el prefijo super- o se une a otro prefijo, estos van soldados entre sí y a la palabra a la que anteceden: supersuperfeliz, supersuperatractivo, superhipermegasede.

Si lo añadimos a una palabra que empieza con erre, se mantienen las dos erres: superrápido. Y si lo unimos a un monosílabo que no lleva tilde, como bien, obtendremos una palabra aguda que termina en ene; por lo tanto, debe llevar tilde: superbién (*súper bien es incorrecto).

Más difícil todavía: cuando escribimos el prefijo super- unido a un extranjerismo crudo (palabra de otro idioma que no está adaptada al español) cuya base es univerbal, ¿cuál es la escritura adecuada? En la RAE han resuelto que lo correcto es escribirlo junto y en cursiva; por ejemplo, superwonderbra (nombre común), supercool, superheavy. Los prefijos que acompañan a los extranjerismos no cambian la forma de estos, así que debemos escribir en cursiva toda la palabra. Si escribimos Wonderbra con mayúscula inicial, que es el nombre propio de la marca, debemos usar el guion: super-Wonderbra.
Cada lengua tiene sus propias reglas ortográficas y es imposible que puedan aplicarse todas en nuestro idioma. Es decir, no podemos emplear un extranjerismo francés con un prefijo español y aplicar las reglas francesas para la prefijación; lo mismo ocurre si usamos un extranjerismo inglés, italiano, portugués, alemán, etc. Como podemos ver en el ejemplo de la Academia, cualquier prefijo español puede anteponerse a un extranjerismo, aunque la palabra resultante no coincida con la de la lengua original. Por tanto, para que resulte más sencillo y se mantenga la coherencia, la prefijación en español debe ajustarse a nuestras normas ortográficas.

Súper, con tilde, no es un prefijo, sino una palabra independiente:

1. Equivale a supermercado; es su acortamiento coloquial: Hay bastantes ofertas en el súper de enfrente; Los súper de mi ciudad son algo caros.

2. Es el nombre de un tipo de gasolina: La súper ha subido este mes.

3. También puede ser un adjetivo que, de manera coloquial, significa ‘estupendo, magnífico o superior’: Es un amigo súper.

4. O un adverbio que significa ‘muy bien, estupendamente’: Lo pasé súper con Marta.

Acabo con la célebre frase de Superratón, uno de los dibujos animados de mi infancia: «Adiós, amigos, y no olviden supervitaminarse y mineralizarse».

13 comentarios:

  1. Ha sido un artículo fantástico.
    Jamás olvidaré esta lección, muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Nayara. Me alegra que te haya gustado el artículo.

      Te envío otro abrazo desde el campo de Castilla.

      Eliminar
  2. Me gustó y ayudó muchísimo, como siempre. ¡Gracias, súper! ;)

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo, como siempre. ¡Gracias, súper! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M. Cabrera, gracias a ti por leerme y por dejar un comentario. Me alegro de que te haya gustado y servido de ayuda.

      Eliminar
  4. Manuela, yo tengo un problema con esto: utilizo gasolina sin plomo, prefiero comprar en las tiendas de barrio, estoy en forma sin más, lo paso estupendamente con mis amigos y con todo en general, etc...
    Resumiendo y en serio ahora... no suelo utilizar este prefijo al que veo algo excesivo y hasta adulterado con tanto uso indiscriminado ¿Estoy equivocada y tendré que supervitaminarme?...
    No obstante, me ha parecido supermegainteresante esta entrada ;)
    Un beso y gracias, Supermanuela.
    Ps. ¡Qué útil me ha sido! Estuve a punto de escribir superManuela :D
    Ps y perdona por tantos emoticonos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Framboise, siempre con tu estupendo sentido del humor. Muchas gracias por eso y por dejarme unas letras. Si te sirve de algo, yo tampoco suelo utilizar el prefijo super-, pero, ya que muchas personas lo usan, está bien que sepan cómo escribirlo correctamente.

      Un gran abrazo y besos,

      Eliminar
    2. Hola, Manuela y Framboise:
      Soy maestro de escuela y trato de estar muy comprometido en la expresión lingüística para velar por la pureza de nuestra lengua.
      Intento transmitir a mis alumnos la belleza de nuestra riquísima lengua. Trabajo con alumnado de nueve años y todas las semanas aprendemos tres palabras nuevas con las que generamos una pequeña composición breve.
      Pensaba que era un error a medio camino entre semántico y sintáctico el uso desmedido del prefijo "super". Yo soy muy riguroso y no lo utilizo. Me parece una deformación de la lengua. Superbueno, supermalo, superconfiado, superdesconfiado, superdesaconsejado, superdistraído, supernegativo...
      ¿Hay algo de esto, Manuela?

      Muchas gracias.
      Jesús María.

      Eliminar
    3. Estimado Jesús María:

      Muchas gracias a usted por su comentario.

      Un corrector profesional, si el contexto lo requiere, corregiría el uso excesivo de cualquier prefijo en un texto. Esto tiene que ver con el estilo. Una norma de estilo es no repetir, en la medida de lo posible, sustantivos, verbos, adjetivos, etc., y hacer un buen uso de las palabras en general, también de las que llevan prefijos.

      Como sabe, en nuestra lengua existen muchos prefijos que pueden unirse a bases adjetivas, nominales o adverbiales, como super-. El uso adecuado de este prefijo, tanto en el lenguaje oral como en el escrito, no veo por qué ha de censurarse. La clave está en no abusar de él, como de cualquier otro prefijo o palabra.

      No sé si he respondido a su pregunta.

      Un saludo desde el campo de Castilla,

      Eliminar
    4. Hola de nuevo, Manuela.
      Gracias por la aclaración. A veces es bueno una aportación externa para precisar algunos términos. Yo creo que se usa desmedidamente y pensaba que rozaba la incorrección. Hoy mismo he escuchado "superdescansado" y me ha hecho daño al oído. Como el habla es tan dinámica y tenemos tanta información, a veces nos distrae y confunde. No obstante lo dicho, estimo que hay un uso excesivo de este prefijo, quizás por el raquítico vocabulario del que disponen muchos sectores de la población.
      Gracias por la ayuda, Manuela.
      Saludos.
      Nota: Vivo en Murcia. Soy de Cuenca y estudié en Salamanca, una de las ciudades más bonitas de España.

      Eliminar
    5. Jesús María, estoy de acuerdo con usted en que a muchas personas les falta vocabulario para expresarse. Quizá sea más evidente en los jóvenes. En general, se conforman con usar menos palabras y eso va reduciendo el lenguaje sobremanera.

      Antaño se admiraba a quienes que se expresaban bien, pero ahora parece que prima la comunicación rápida y se leen menos libros. Ya se sabe que la buena lectura ayuda a ampliar el vocabulario.

      También creo que el sistema educativo, con tantísimos cambios que ha sufrido, se ha ido deteriorando hasta el punto de que un gran número de graduados universitarios se expresa con bastante dificultad.

      Ah, qué suerte que estudiara en Salamanca. Qué voy a decir yo de mi Salamanca querida... En efecto, es una ciudad muy bella.

      Un saludo cordial,

      Eliminar
  5. Hola Manuela no conocía tu blog y me ha llamado la atención el título de tu entrada que he visto desde el blog de Ángeles, he venido a curiosear y me he encontrado con un artículo superinteresante. Yo sí utilizo super en algunas ocasiones y tengo que reconocer que leyéndote he visto que quizás en alguna ocasión lo he escrito mal.
    Tengo un problema con el corrector del ordenador que pone en rojo palabras que están bien escritas.
    Gracias por la información.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conxita, te agradezco tus amables palabras. Qué bien que hayas conocido mi blog a través de la página de mi querida Ángeles y, además, que te haya parecido interesante el artículo.

      Gracias a ti por venir y dejar un comentario.

      Saludos desde el campo,

      Eliminar

Por favor, dímelo. Cuida tu lenguaje, lo dice todo de ti. Evita hacer propaganda de tu blog. Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada. Gracias.
Este blog ya no publica comentarios anónimos.