lunes, 7 de abril de 2014

Uso correcto del verbo 'tildar'

Tildar es uno de esos verbos que algunos periodistas colocan sin pensar antes si es apropiado para la oración que se traen entre manos. Por eso, en algunas ocasiones lo emplean donde no deben. Lo mismo ocurre con el verbo tachar. Como tantos otros, estos usos incorrectos pueden evitarse con una rápida consulta al diccionario.

La Real Academia dice que tildar, entre otros significados, es 'señalar a alguien con alguna nota denigrativa'; por lo tanto, este verbo no puede emplearse en sentido positivo o neutro, sino que debe usarse para 'atribuir a alguien una característica negativa'. Puesto que se tilda a personas, no debemos usarlo para cosas. El verbo tachar, que significa 'atribuir a algo o a alguien cierta falta', es el apropiado para emplearlo con las cosas.

El Diccionario panhispánico de dudas indica sobre el verbo tildar que «es incorrecto su empleo con adjetivos de significado positivo […]. Tampoco debe usarse con el sentido general de 'calificar'».

Error de El Mundo, 6 de abril de 2014

En esta oración del periódico El Mundo, el adjetivo extraordinaria tiene un sentido positivo, así que no puede tacharse ni tildarse de extraordinaria su propuesta. Debió usarse un verbo como calificar: «Su propuesta, acogida por Harvard y calificada de “extraordinaria” por el Gobierno de EE. UU.»; o considerar: «Su propuesta, acogida por Harvard y considerada “extraordinaria” por el Gobierno de EE. UU.».

También hay que tener en cuenta, como señala el Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española (Espasa), de Manuel Seco, que el verbo tildar se construye con la preposición de, no con el adverbio como. Es decir, se tilda de algo a alguien, no se tilda como algo a alguien. Ejemplos: Me tildó de egoísta y mentiroso (correcto); *Me tildó como egoísta y mentiroso (incorrecto).

Tildemos, pues, solo cuando queramos calificar negativamente a alguien, y tachemos cuando vayamos a poner alguna falta a alguien o algo.

Si queréis, podéis tildarme de machacona, que lo soy.

11 comentarios:

  1. A este texto lo tacharemos de incorrecto y a ciertos periodistas los tildaremos de poco atentos, pero a ti te calificaremos de concienzuda ;)
    Abrazo y gracias, Manuela :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Framboise, veo que has entendido muy bien esta entrada. No se te escapa ni una... Da gusto tener lectoras como tú.

      Gracias a ti por venir, bonita.

      Otro abrazo,

      Eliminar
  2. Gracias, Manuela, muy interesante, espero saber utilizarlo correctamente, y ¡cómo no te voy a tildar de lista, si lo eres!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, Rosy, ¡no puedes tildarme de lista! No en el sentido que lo dices. Ay, creo que no lo has leído bien...

      Gracias por tu visita, guapa.

      Un abrazo desde el campo,

      Eliminar
    2. Y si lo decía ¿negativamente? jajaja es broma, la verdad es que "tildar" es un vocablo que normalmente no uso, eso no quita, conocer su uso.

      Gracias de nuevo, ¡profe!

      Un beso.

      Eliminar
  3. Tú machaca, Manuela, que falta nos hace. Lo malo es que no creo que haya muchos periodistas que frecuenten este blog, ellos, que son los más necesitados...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Vichoff:

      Yo tampoco creo que muchos periodistas lean este modesto blog. Alguno sí me consta que se pasa por aquí de vez en cuando, pero quien estoy pensando no necesita leer mis apuntes, sino que soy yo quien aprendo de él, así que no está entre los "necesitados".

      Gracias por volver.

      Abrazos,

      Eliminar
  4. Gracias, por mostrarnos cuando tildar y tachar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a este espacio, Rosa del Aire, y muchas gracias por participar con tu comentario.

      Otro abrazo,

      Eliminar
  5. Bueno, pues tú puedes tildarme de despistada y atolondrada con todo merecimiento, porque estaba segura de haber leído esta entrada hace días y ahora me doy cuenta de que no.
    Me alegra ver que sigues al pie del cañón, tachando y tildando por doquier, que hace mucha falta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Ja, ja, ja! No te tildo de nada, querida Ángeles. Despistes tenemos todos.

    Muchas gracias por dejar siempre unas letras.

    Otro abrazo,

    ResponderEliminar

Por favor, dímelo. Cuida tu lenguaje, lo dice todo de ti. Evita hacer propaganda de tu blog. Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada. Gracias.
Este blog ya no publica comentarios anónimos.