jueves, 8 de septiembre de 2011

El *ÁIRE de Valladolid es vida

El tema que hoy nos ocupa es el *ÁIRE de las personas que se reunieron para abanicarse en la Acera de Recoletos el pasado domingo 4 de septiembre. Porque el aire de Valladolid tiene algo distinto (ya lo dijo el poeta). Una de sus diferencias nos la muestra el Ayuntamiento de Valladolid a través de un anuncio de la Fundación Municipal de Cultura:


Ampliadlo si lo veis necesario y fijaos en la segunda parte del anuncio: la a de AIRE va acompañada de una tilde.

En aire las vocales ai forman un diptongo, es decir, un conjunto de dos vocales (a vocal abierta, i vocal cerrada) que se pronuncian en la misma sílaba; por eso no lleva tilde: es palabra llana que termina en vocal.

Después han escrito *RECORD, sin tilde, tal vez porque luego le sigue GUINNESS, y es grafía inglesa. No obstante, debe usarse la grafía hispanizada récord, ya que se trata de un texto en español.

¿Tampoco cuentan con un corrector en el Ayuntamiento de Valladolid?

Definición del Diccionario panhispánico de dudas:

récord. 1. Voz tomada del inglés record, ‘marca o mejor resultado homologado en la práctica de un deporte’. Se utiliza frecuentemente en sentido figurado, fuera del ámbito deportivo. Su plural es récords ( plural, 1j): «La BBC espera batir todos los récords de audiencia el lunes que viene con la entrevista a Diana» (Vanguardia [Esp.] 16.11.95). En español, tanto el singular como el plural deben escribirse con tilde. En algunos países, especialmente en Chile, comienza a circular la forma récor (pl. récores), mejor adaptada al español y, por tanto, más recomendable que récord: «Alabada y criticada por la elección de sus obras es, sin embargo, reconocida por su habilidad para conseguir récores de espectadores» (Sur@ [Chile] 25.4.01). Por su extensión, se considera aceptable el uso del anglicismo adaptado, aunque se recomienda emplear con preferencia los equivalentes españoles marca, plusmarca o mejor registro: «Superó la marca que [...] tenía el excelente bastonista español Severiano Ballesteros» (Universal [Ven.] 15.4.97); «La búlgara Stefka Kostadinova estableció la plusmarca mundial de salto de altura» (País [Esp.] 1.2.87); «El mejor registro de esta nueva categoría quedó en manos de Juan Carlos Rossotti» (NProvincia [Arg.] 6.4.97).

Como ya os he contado en otras ocasiones la forma correcta de la escritura numérica de las horas, no voy a repetirme más, aunque sí diré que no hay ninguna bien escrita.

Al principio he hecho referencia a que un poeta ya escribió sobre el aire de Valladolid.  No era una broma. Os dejo, pues, un poema en prosa de Eduardo Fraile, a quien ya cité en la entrada «No solo de correcciones vive este blog». Pertenece al poemario Con la posible excepción de mí mismo, el primer libro que publicó su editorial Tansonville en 2001.


Una maravilla...

2 comentarios:

  1. Poema precioso y delicado.

    Besos tiroleses.

    Eva

    ResponderEliminar
  2. ¡Suertuda!
    Gracias, Eva; no será el último poema de Eduardo que os muestro aquí. Este, en concreto, me venía al pelo para la entrada. Me alegro de que te guste.

    Besos amarillos (estoy rodeada de secano).

    ResponderEliminar

Por favor, dímelo. Cuida tu lenguaje, lo dice todo de ti. Evita hacer propaganda de tu blog. Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada. Gracias.
Este blog ya no publica comentarios anónimos.