sábado, 16 de julio de 2011

Existen dos tipos de corrección: corrección ortotipográfica y corrección de estilo

¿Qué es la corrección ortotipográfica?

Consiste en las acciones siguientes:

• Corregir los errores ortográficos y de puntuación que hayan podido quedar tras la corrección de estilo.
• Ajustar la ortografía a las normas de la lengua y a las regulaciones internacionales.
• Comprobar que se siguen los criterios del libro del estilo o del editor en todo aquello no sujeto a normas estrictas: uso de mayúsculas, formación de abreviaturas, escritura de cantidades, puntuación de diálogos en narrativa, espaciado entre símbolos, uso de negrita, cursiva y comillas, etc.
• Aplicar sus conocimientos sobre costumbres y usos tipográficos en los asuntos no regidos por normas ni directrices. Además, determinará qué le va mejor a cada texto.
• Supervisar la fidelidad de las referencias cruzadas.

Cuando esta corrección se realice sobre texto ya maquetado, se vigilarán los aspectos siguientes:

• Líneas aisladas a principio y final de página (viudas y huérfanas).
• Repetición de sílabas en renglones consecutivos y palabras mal partidas.
• Espacios blancos demasiado grandes entre palabras o en varias líneas consecutivas.
• Elementos gráficos (líneas de separación, cuadros, etc.).
• Alineación de filas y columnas de las tablas.
• Numeración (figuras, notas, epígrafes, etc.).
• Foliación (encabezado y pie de página).
• Categorías de títulos y tipo de letra en ellos.
• Correspondencia del sumario con la obra.
• Revisión de la bibliografía y unificación de sus criterios (si así se acuerda).

¿Qué es la corrección de estilo?

Consiste en las siguientes acciones:

• Eliminar los errores y las imprecisiones de vocabulario.
• Aumentar la riqueza léxica.
• Eliminar muletillas y vicios léxicos.
• Corregir errores gramaticales.
• Ajustar el texto a las normas y a los usos asentados.
• En caso de disponer de un libro de estilo, aplicar sus directrices al texto.
• Solventar las inconsistencias sintácticas (concordancia, correlación de tiempos verbales, régimen preposicional, etc.).
• Darle fluidez y adecuación al texto mediante la elección de recursos sintácticos precisos y bien trabajados (conectores del discurso, oraciones subordinadas, eliminación de pleonasmos, ubicación precisa de los antecedentes, etc.).
• Puntuar el texto según las normas de la lengua, para que diga lo que debe decir y en función del estilo deseado.
• Hacer que el texto suene genuino en su lengua y que sea comprensible para el lector al que va destinado.

Fuente: Decálogo para encargar la corrección de un texto, de Pilar Comín Sebastián (UniCo).

7 comentarios:

  1. Llevo dando vueltas por el blog para intentar comentar algo de ortografía pero no hay un apartado donde pueda ir bien puesto, así que me decidí por ponerlo en este post.
    Es simplemente para comentar esas interjecciones que tantos quebraderos de cabeza dan con o sin h. Es cierto, que la mayoría de la gente las escribe sin h, pero hay un buen número que van con ellas.
    Pues bien, mirando en la RAE, me he encontrado con algo, creo que puede ser digno de comentar.
    Como muchos sabemos y otros muchos no, siempre se ha escrito Huy y no Uy, pero resulta que para la 23 edición está propuesto que sea aceptado Uy.
    Me parecía un dato interesante de mencionar, espero no haber metido la pata.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Sarah:

    Puedes escribir tus comentarios en la entrada que quieras, otra cuestión es que yo me entere bien de dónde los has dejado.

    Bueno, ahora en serio:
    Actualmente se da preferencia a la escritura de las interjecciones sin hache, aunque todavía consten en el diccionario las dos grafías, con y sin hache, puesto que las de escritura sin hache aún no están incorporadas en la versión en línea del DRAE (salvo uy, que sí está). Algunos ejemplos son: uy, ale, ala.

    No metes la pata en absoluto; tus aportaciones son bienvenidas.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. Ya que estamos, ¿qué sabes de ey? Es que corrigiendo mi novela, tenía un ey. Para informarme utilizo la RAE en linea y en ella no aparece ni con h ni sin ella. La cambié por un eh, pero me hubiera gustado dejarla. ¿Qué me recomiendas?
    Por cierto, he descubierto de pura casualidad que eres de Valladolid y que estudiaste en la Uni de mi tierra... qué cosas, jajaja. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Ey y eh son interjecciones propias apelativas, es decir, que sirven para llamar la atención de alguien. Puedes usar ambas, lo que ocurre es que los diccionarios suelen recoger solo eh.

    Nací en Salamanca la bella (adoro esa tierra) y me crie en Valladolid. Mi sangre es salmantina, y toda mi familia también.
    Crecí feliz en el campo, entre pinares de Valladolid, así que tengo el corazón dividido.

    No fui físicamente a la USAL, aunque mi diploma esté expedido por ella.

    Más saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la explicación. Pues ya después de todo, no les costaba nada admitir Ey.
    ¡Qué casualidad lo de ser salmantina digo! Yo te seguí porque encontré tu blog gracias a la entrevista en otro que sigo y me pareció interesante, pero muy bien.
    Vendré con más dudas, seguro, jajaja.

    ResponderEliminar
  6. Hola ! Desde hace tiempo estoy intentando buscar la caligrafía o tipografía o el cuerpo de las letras del abecedario ya que los fonts de la computadora no son apropiados como base, incluso los libros didácticos traen errores y al parecer ya nadie sabe con certeza cuál es la forma correcta de escribir las letras Pp Ii Uu Yy.
    Podrías ayudarme??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Martha Issell:

      Siento no poder ayudarte. La pregunta que me planteas pertenece al ámbito de la maquetación, no a la corrección. Lo mejor es que preguntes a un buen maquetador.

      Un saludo,

      Eliminar

Por favor, dímelo. Cuida tu lenguaje, lo dice todo de ti. Evita hacer propaganda de tu blog. Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada. Gracias.
Este blog ya no publica comentarios anónimos.